Raffaello Sanzio

Haga clic sobre la imagen para ampliarla.

Rafael, pintor genial que falleció prematuramente a los 37 años, resultado de una vida atormentada marcada por el alcohol, la demencia o los libertinajes de todo tipo y curiosamente nació y murió el mismo día del mes, 6 de abril de distinta fecha, ambos Viernes Santo.

La vida de Rafael está envuelta de misterios, incertidumbres y vaticinios en donde es difícil discernir lo auténtico de lo inventado.

Sus inicios se sitúan, sin duda alguna, en el obrador de su padre Giovanni donde se familiarizó con los útiles propios del oficio.

Básicamente su trabajo consiste en la temática sagrada al servicio de la Iglesia y también la profana formada por inspiraciones en la mitología clásica.

Existe unanimidad, entre los estudiosos y críticos de arte, en considerar a Raffaello Sanzio, un auténtico genio de la pintura, quien mejor representó la perfección del clasicismo.

Sin caer en ningún tipo de exageración se puede aseverar que Raffaello Sanzio ha sido el pintor de mayor influencia en la historia y evolución de la pintura europea, desde mediados del Cinquecento hasta la última parte del siglo XIX.

La artista Lydia Gordillo es la creadora de los grabados en los cuales ha plasmado su técnica y detalles que, juntamente con Ramón Sánchez González, autor de los textos, han conseguido que podamos ofrecerles esta espectacular obra. El Taller de Estampación y Edición Litográfica M. E. Santiso ha sido el taller encargado de realizar la tirada, traduciendo unos bellos originales al universal lenguaje del grabado.

Grabados originales de la artista Lydia Gordillo.

Textos de Ramón Sánchez González.

La obra se compone de diez grabados.

Los grabados están estampados en hueco a ocho tintas en papel Zerkall Artrag de 300 grs.

Los textos están impresos en papel Zerkall Intaglio de 150 grs.

Presentado el conjunto en un elegante estuche.

Los grabados una vez estampados son firmados individualmente por la artista y posteriormente intervenidos por ella misma.

Edición única numerada y autenticada mediante acta notarial.