Breviculum

Ramon Llull
A pesar del reconocimiento como primer gran escritor en lengua catalana, el nombre de Ramon Llull (1232-1316) en la historia de la ciencia todavía hoy sigue asociado a la imagen de un esotérico y enigmático “filósofo barbudo” y “doctor iluminado” que dedicó toda su vida a intentar convertir a los musulmanes al cristianismo. Su influencia en el pensamiento científico posterior fue mucho más importante de lo que a primera vista pudiera parecer. En este sentido es ya muy significativo un primer hecho: la aceptación de su magisterio por parte de la Universidad de París, institución que en 1310/11 permitió a Ramon enseñar públicamente en la Facultad de Artes, cosa verdaderamente sorprendente tratándose de un laico sin título de maestro. Entre sus primeros discípulos sobresale un interesante personaje: Thomas Le Myésier, canónigo de Arras y médico en la corte de la condesa Mahaut d’Artois, madre de la reina consorte. A él se le debe, entre otras cosas, la realización de un magnífico y admirado códice manuscrito que desde 1807 se conserva en la Biblioteca del Estado de Baden en Karlsruhe.

Magnífico códice admirado por su factura pero, sobre todo, porque quería ser y puede ser, aún hoy, un compendio y resumen del pensamiento luliano. Efectivamente, el Breviculum es una compilación esquemática de escritos lulianos con doce antepuestas espaciosas miniaturas, que ocupan cada una de ellas la entera página del códice y en las que de una manera concisa y clara se dibuja la vida y se plasma en figuras y esquemas la doctrina del pensador mallorquín. Se trata de un singular documento del primer lulismo creado y establecido por Le Myésier en Francia. El aplicado discípulo quería comunicar así la verdadera dimensión y valor intelectual del magisterio de Ramon Llull. Por su origen y calidad artística este lujoso manuscrito, en fino y costoso pergamino, es además, uno de los más valiosos testimonios de la pintura francesa en el primer cuarto del siglo XIV.

El autor y su obra
Thomas Le Myésier mandó hacer el códice con la intención de dar a conocer el pensamiento luliano en la corte real francesa.

Una larga vida en una breve tira de viñetas
Es digno de hacer notar que no pintan aquí legendarias escenas de una hagiografía, sino sucesos de la vida de un personaje contemporáneo, considerando que se crea así una obra que supera en su forma y contenido al tiempo en que fue ideada y realizada.

Llull como libertador de la verdad
El eje y núcleo del ciclo pictórico no lo forman las ilustraciones, sino las alegóricas miniaturas, en las que se expone de una manera muy singular el sistema filosófico luliano.

El iluminador: ¿Un pintor de la corte de Mahaut?
Sería aventurado y totalmente fuera de lugar intentar dar un nombre concreto como autor de esta serie iconográfica pero sí apuntar cómo la iluminación de manuscritos no era necesariamente una especialización que descarte otra ocupación artística.

Original del siglo XIV conservado en la Biblioteca del Estado de Baden en Karlsruhe.

Codex St. Peter perg. 92.

Formato de la obra: 345 x 280 mm.

90 páginas con 12 miniaturas a página completa.

Papel especial en pergamino envejecido.

Coleccionado, plegado y cosido a mano.

Encuadernación en piel sobre tabla.

Volumen de estudio histórico, artístico y paleográfico.

Presentado en un elegante estuche.

Tirada de 995 ejemplares, numerados y autenticados mediante acta notarial.