Libro de Horas de los Retablos


El presente códice, conocido también como el Misal de Fernández de Córdoba, es un magnífico ejemplar de Libro de Horas según el uso romano.

Los Libros de Horas y los devocionarios en general cayeron bajo sospecha hasta el punto de que acabaron por ser prohibidos por la Inquisición.

Este ejemplar constituye un caso paradigmático: el códice, en su momento, propiedad de una dama, llamada Teresa, fue sometido a la censura y como tal aparece expurgado, precisamente en una de las oraciones marianas más populares. El texto tachado es un documento histórico fehaciente de los peligros inherentes al dogmatismo y a la intolerancia.

Tal prueba testimonial justificaría su edición, pero es que además el volumen es una auténtica obra de arte. Está elaborado con una finísima vitela y pigmentos muy depurados, la técnica artesanal es excelente y su decoración e ilustración son exquisitas.

El manuscrito es por su factura un claro exponente del mejor estilo internacional del siglo XV.

La originalidad de las miniaturas en forma de retablos caracteriza este libro de horas, que contiene cientos de motivos ornamentales en sus páginas de texto, tales como mariposas, pájaros, dragones, puttis, etc.; igualmente hermosa es su actual encuadernación en piel repujada sobre tabla con incrustaciones de oro y cobalto.

Original (S. XV) conservado en la Biblioteca Nacional de España, Vit. 25-3

Formato de la obra: 230 x 160 mm.

400 páginas, 45 miniaturas a página completa

Más de 500 motivos ornamentales, distribuidos por todo el códice

Papel especial en pergamino tratado y envejecido

Plegado y cosido a la antigua usanza con hilo vegetal.

Encuadernación en piel repujada sobre tabla, con incrustaciones en oro y cobalto

Volumen de estudio histórico, artístico y paleográfico

Presentado en un elegante estuche

Tirada única de 550 ejemplares, numerados y autenticados mediante acta notarial