Plano de Toledo de José Arroyo Palomeque, 1720


Una de las panorámicas urbanas más antiguas y exactas del callejero de Toledo, sus edificios y monumentos, vista desde el sur. Pintada hacia 1720 por este maestro alarife, en ella se desgranan los hitos más emblemáticos de la Ciudad Imperial: Templos, conventos, hospitales o puentes; pero también la Casa de Comedias, el artificio de Juanelo, el brasero de la Vega, donde se quemaban los condenados por la Inquisición, y hasta el clavicote donde se exponían los cuerpos sin vida rescatados por la cofradía de la Santa Caridad.

Está decorado, de modo casi naif, con todo un repertorio ecléctico de angelotes, indios, leones, emblemas y heráldica que aluden a Toledo y ensalzan su imagen como antigua Urbs Regia y Sede Primada de las Españas.

Probablemente perteneciese a la colección Borbón-Lorenzana o a algunos de los conventos desamortizados durante el siglo XIX y actualmente se conserva en la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

Original conservado en la Biblioteca de Castilla-La Mancha

Formato de la obra:       62 x 53,5 cm

Tirada única de 995 ejemplares certificados y numerados mediante acta notarial